Saltar al contenido

Familia vs empresa

30 octubre, 2017
familia vs empresa

La familia vs Empresa, es un tema de gran relevancia en muchas personas. Existen muchas personas que aún hoy en día se cuestionan sobre este tema cada día, siendo el padre o la madre el jefe del hogar, en varias ocasiones debe sacrificar a la familia vs empresa por algún evento importante del trabajo o por algún proyecto que amerite más horas que las laboradas en la oficina; también se da el caso de que se tenga que sacrificar el trabajo por familia, por algún evento importante de los niños, por una emergencia familiar, etc. La familia vs. Empresa, es un tema de gran relevancia en muchas personas. Existen muchas personas que aún hoy en día se cuestionan sobre este tema cada día, siendo el padre o la madre el jefe del hogar, en varias ocasiones debe sacrificar a la familia por algún evento importante del trabajo o por algún proyecto que amerite más horas que las laboradas en la oficina; también se da el caso de que se tenga que sacrificar el trabajo por familia, por algún evento importante de los niños, por una emergencia familiar, etc.

empresa vs familia

Afectación del ánimo, debido a no saber si escoger la familia o la empresa

Sea cual sea el caso, afecta a ambos lados el tener que elegir. Puedes ser una persona exitosa en la empresa, que siempre tiene tiempo para su empleo, disponible ante cualquier proyecto o que simplemente desea alcanzar reconocimiento laboral mientras que a cambio sacrificas a tu familia, el dilema de escoger familia o empresa. Los miembros familiares pueden ver estas acciones como que eres un héroe que siempre sacrificas el estar en el hogar, para el bienestar y la estabilidad económica familiar.

En este caso, a pesar de que la familia pueda tener este punto de vista, tarde o temprano las emociones negativas pueden verse reflejadas, ya que pueden extrañar pasar tiempo contigo. Para el jefe del hogar, al no ser una decisión fácil de tomar, el tener como prioridad a la empresa y escoger sacrificar la familia por el trabajo, puede acarrear sentimientos que influyen en el estado de ánimo, lo que puede conllevar situaciones de sumo estrés, decaimiento progresivo, sentimientos de culpabilidad, etc., cuyos cuales pueden verse reflejados en tu desempeño laboral y termines no solo dañando tus relaciones personales sino también tus relaciones profesionales.

Ahora bien, si eres una persona abnegada a tu familia y sacrificas la empresa, por aquellos eventos familiares que no quieres perderte, enfermedad de algún ser querido y a pesar de que tienes a alguien que pueda ayudarte, decides que tienes que ser tú quien se encuentre cuidando de este familiar, etc. Los miembros familiares, pueden estar felices de tenerte siempre con ellos, sentirse satisfechos de que nunca faltes en tu hogar, pero tu desempeño profesional puede verse afectado por esta decisión, ya que no estarías disponible para proyectos o reuniones que puedan hacerte avanzar profesionalmente; tu familia también se vería afectada si al ser jefe de esta, seas el único ingreso económico, lo cual más adelante puede traer consigo problemas que afecten tu estado de ánimo y el de tus seres queridos.

familia o empresa

En vista de estas situaciones es muy probable que puedan verse ambos aspectos como irreconciliables, encontrarse perdido por no saber qué hacer ante las consecuencias que puedan generar la decisión a tomar. Pero, si asumes una actitud positiva, con una perspectiva más amplia la interrelación entre ambos (rol personal y profesional), es posible conseguir una solución efectiva y darse cuenta que la familia y el trabajo pueden ir de la mano, ya que el trabajo puede enriquecer o favorecer la vida familiar en muchos aspectos, al igual que la familia puede beneficiar tu empleo, en cuanto a tu desempeño en este ámbito.

Para ello debemos tener claros nuestros objetivos, estar organizados y así encontrar el equilibrio entre ambos aspectos. Debemos recordar que nuestra familia es irremplazable y que nuestro empleo, empresa o negocio, es importante a la hora de tener la calidad de vida familiar que deseas. De esta forma no descuidar ninguna.

¿Qué hacer para no descuidar ninguna?

La capacidad de organización es una de las bases fundamentales a tomar en cuenta al momento de dar prioridad a las tareas que debemos realizar en distintos ámbitos. Existirán ocasiones en las cuales la toma de decisiones al no ser las correctas nos afecten en ambos aspectos (familiar y profesional). Sin embargo, para no quedarnos estancados entre la espada y la pared, existen algunas soluciones que pueden ayudar a elegir entre ambas y no descuidar ninguna.

Organízate

Debemos establecer prioridades, las cuales nos ayudarán a seguir un plan para la realización de tareas en ambos roles. Ya que lo que se quiere es no descuidar ninguna, debemos tomar en cuenta que a la hora de establecer estas prioridades hay que considerar varios aspectos, por ejemplo: Si te encuentras en una situación en la cual tu hijo se encuentra enfermo, es más importante faltar al trabajo y llevar a tu hijo al médico o simplemente quedarte a cuidarlo, más aún cuando no tienes a una persona de confianza a cargo. Ahora bien, si en vez de ello solo quieres quedarte en casa y estar con tu familia, por estar cansado o solo querer pasar tiempo con ellos pero tienes un evento importante en la empresa, la prioridad es el trabajo.

Respeto

Se debe respetar el horario en el ámbito laboral, no solo serás evaluado de forma positiva sino que tu desempeño laboral no se verá afectado y tienes el tiempo completo requerido para laborar. También debemos respetar los días libres, no debemos tener el trabajo en mente, ya que estos momentos son para el disfrute personal.

Compartir responsabilidades

Es importante que sepamos delegar responsabilidades en nuestra empresa, empleo; al igual que debemos delegar responsabilidades en casa. El repartir las tareas en ambos roles, nos ayudará a cumplir con ambos roles, tener más tiempo de provecho y no descuidar ninguna.

Agenda tus tareas

Haciendo esto, somos más organizados y nos aseguramos de que nada interfiera con las cosas por hacer. Las salidas en familia son importantes al igual que los eventos del trabajo.

Sentimientos de culpa

Si en algún momento algo llega a salir mal, debemos buscar soluciones y no sentirnos culpables por que algo no ocurra como deseamos. Ya que el estrés laboral o familiar puede llevarnos a eso.

Perfección

En la realidad no existen personas perfectas en la vida. No debemos desesperarnos por encontrar la perfección, ya que podemos terminar descuidando algunas cosas.