Saltar al contenido

Entrena tu mente para rendir más

12 septiembre, 2017

Tu mente es quien te puede llevar directamente al éxito, quien te sitúa en el punto de salida, te empuja en los momentos difíciles, toma decisiones importantes, visualiza el final y te lleva directo a la meta, por eso es en este artículo “Entrena tu mente para rendir más” encontrarás las claves para hacer de tu cabeza tu mejor aliada y arma más poderosa.

Al igual que hacemos con el resto del cuerpo para mejorar el rendimiento laboral, obtener mejores marcas deportivas, rendir más en el estudio o diseñar estrategias para gestionar a tus hijos, el cerebro necesita entrenamiento para dirigirte al éxito.

entrena tu mente

¿Qué necesitas en primer lugar?

Ponerte las zapatillas del cambio de actitud, ser consciente de tu capacidad para mejorar y eliminar tu vocabulario negativo. Suprime de tus pensamientos los: “No puedo, no soy capaz, soy demasiado mayor para… nunca lo consigo, a estas alturas…” y sustitúyelos por frases de empuje y motivación como: “Estoy preparado, puedo hacerlo, soy capaz de ello”

Tú eliges la energía de tu mente, piensa que vas a fracasar y lo harás, piensa que vas a luchar hasta conseguirlo y tendrás éxito. Creemos que “ponernos en lo peor” nos anticipa al fracaso, evita que si ocurre duela menos y es una manera de protegernos, pero realmente pensar de manera negativa solo te ayuda a dirigirte a toda velocidad hacia el fracaso, estás haciendo que tu cerebro se focalice en las complicaciones. Ya las sabe, no se las recuerdes intencionadamente.

Cuenta con tener éxito en todo lo que te propongas, aléjate de la mentalidad derrotista sin desconectar con la realidad.

¿Hacia dónde navegamos, cómo mejorar la productividad de una empresa?

Debes tener una clara respuesta a esas preguntas para potenciar tu capacidad cerebral. Tanto si tu objetivo es mejorar la productividad de una empresa, como si consiste en conciliar mejor la vida profesional con la familiar. Identifica el problema, si no sabes qué ocurre o que buscas, tampoco sabrás cómo solucionarlo. Debes de saber que controlar tu mente, te ayudará a tener un mayor liderazgo en tu equipo de trabajo.

A partir de hoy cada vez que te venga a la mente un pensamiento negativo respóndele con uno positivo.

mejorar el rendimiento laboral

NEGATIVO: Estoy solo, nadie me quiere.

SUSTITUYE POR: Soy autosuficiente y tengo talento. Puede que la persona ideal para mí también me esté buscando.

 

NEGATIVO: Nunca lo consigo, no he hecho nada en mi vida.

SUSTITUYE POR: Mi mente es fuerte, aún no ha llegado el momento pero lo conseguiré, yo creo mi propio éxito.

Prueba experiencias nuevas para obtener mayor rendimiento empresarial

Experimentar cosas nuevas estimula tu cerebro, no caigas en la rutina ni tengas miedo al cambio. Observa y cuestiona las oportunidades que te rodean, esto ayuda a incrementar la creatividad, la capacidad de adaptación, tolerancia y en consecuencia también mejora el rendimiento empresarial.

Mejora la memoria, cálculo y sal de tu zona de confort

¿Para qué saber muchas cosas si no las usas inteligentemente? No se trata de saber todo de memoria, sino aquello que sea práctico para el día a día y puedas utilizar para tu beneficio. El simple hecho de memorizar número de teléfono o datos es un comienzo para ejercitar la memoria. Trata de hacer mentalmente operaciones básicas y utilizar menos el Smartphone.

Todo cambio conlleva riesgo, toda la vida estamos sometidos a miedos y contratiempos, es importante identificar la zona donde estamos cómodos, donde pese a no estar a gusto la mantenemos sin excesivo sacrificio y salir de ella, ser lanzados, atrevidos e inteligentes sin olvidar relativa prudencia.

Mide los riesgos antes de dar el paso, conocer los límites propios y evolucionar sobre ellos es parte del camino hacia el éxito.

Controla tu mente

Tenemos distintos tipos de personas, lo que perciben sus resultados de manera externa, sin tener poder sobre ello, se quejan por todo, culpan a los demás y casi todo necesita cambiar menos ellos. Por otro lado, las personas que interpretan los actos como resultado de sus propias decisiones valoran el esfuerzo, el sacrificio y la responsabilidad de cada uno.

La salud también está condicionada por nuestro comportamiento, por tanto intenta siempre adoptar un control interno, hazte totalmente responsable de todo lo que puedas cambiar, las decisiones son fundamentales.

Analiza tus pensamientos, comportamientos, actitudes, resultados y en base a ello recalcula la ruta tantas veces como sea necesario.

Cuida tu alimentación

Puede que creas que tú dieta no afecta al rendimiento cerebral, nada más lejos de la realidad. Tu mente consume nutrientes y necesita que el cuerpo esté bien alimentado para ser productiva. Se persistente, mantén los nuevos hábitos saludables al menos durante un mes, la constancia es la clave.

No te asustes cuando llegue el éxito

Alcanzar tus metas no es fruto del azar, sino de una larga carrera de fondo, cuando empieces a experimentar el éxito en aquello que te has propuesto no te asustes, no te viene grande y puedes con ello. Créetelo y no dudes, dinero, conocer a una persona maravillosa, alcanzar tu peso ideal o éxito profesional te hará sentir grande, tienes que estar listo para recibirlo y adueñarte de ello.

No olvides que tu mente proyecta y tus expectativas serán tus resultados. Ya hemos hablado de las claves para aprender a no perder el tiempo, aquí hemos visto que no podemos detener el envejecimiento, pero si decelerar nuestra propia decadencia. No se trata de pasar por alto los genes o verdaderas limitaciones, pero sí de evitar que la mente nos impida crecer.